Eduardo y Cristina. Boda en El Cachirulo.

Después de una preboda inspiradora en La Muela, la boda no fue muy diferente, con grandes dosis de estimulación y sugerencia.

Cuando llegué al domicilio de Eduardo, me enamoré de la decoración de sus habitaciones; con lámparas, espejos y cuadros, que aproveché para darle una ambientación especial a las primeras fotografías del reportaje de boda.

Por otro lado, Cristina, se dejó llevar por la magia de su día y la vi disfrutar sin ninguna dificultad. Esa es la aptitud que trato de inculcar a los novios, para que ellos disfruten a tope y el reportaje sea el espejo de sus personalidades. Por esta razón, obtuve un reportaje que decía mucho de sus personalidades.

Una ceremonia cargada de sentimientos en la finca El Cachirulo de Zaragoza, y una fiesta final muy acorde al trabajo y afición de Eduardo; todo un deleite de músicos que me enloqueció profundamente. Sin duda, disfruté mucho de esta boda y me llegué a sentir como un invitado más, gracias al acogimiento de los novios.

Muchas gracias chicos.

Fotógrafa colaboradora: Eva Corbacho.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>