Javier y Helena. Preboda en Pamplona.

El comienzo del día, meteorológicamente fue un poco incierto, pero me preparé para la sesión de fotos con unas ganas tremendas.

Me desplacé para la preboda de Javier y Helena a Pamplona; una ciudad muy importante para esta magnífica pareja, ya que es la ciudad natal de Helena, donde nació y vivió su niñez. Cuando Helena me propuso esta localización, se le dibujo una encantadora sonrisa en su cara. Desde ese momento, pensé que inconfundiblemente era el lugar idóneo para esta preboda.

Pamplona es una ciudad muy acogedora, y tiene una historia que le precede muy marcada por la tradición taurina, ya que los encierros de San Fermín tienen fama mundial, y gracias a ello es tan conocida.

A parte de esta anécdota, la mayoría de las personas no saben muchas más cosas de esta magnífica ciudad. Sus inconfundibles y acogedoras calles, y su impresionante fortaleza renacentista “La Ciudadela” (repleta de infinitos jardines), te dejan boquiabierto.

Mientras discurría la sesión de fotos, me estaba dando cuenta de lo que estaban disfrutando los novios; recordando y paseando por las calles y lugares que Helena frecuentaba de pequeña, y por supuesto, seguían recorriendo una vez se conocieron.

Después del reportaje (como buena tradición y cultura gastronómica que existe en la ciudad), Javier y Helena estaban dispuestos a tomar unos magníficos pintxos en la zona de bares más famosa de la ciudad.

Con este tentempié, y la felicidad de realizar un reportaje tan gratificante, me dispuse a regresar a Zaragoza, con una sonrisa en la cara.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>