Marcos y Ana. Iglesia San Felipe – Zaragoza y finca Viñedos Rhey.

Después de una fructífera preboda, no me quedaron motivos para dudar de que Marcos y Ana tenían unas ganas locas de disfrutar su gran día.

Marcos tenía una organización muy exhaustiva de toda la boda. Todo minuciosamente controlado, para después disfrutar sin preocupaciones; Una detalladísima ceremonia en la iglesia de San Felipe de Zaragoza con increíbles sorpresas. Una deslumbrante presentación de los novios por parte de los organizadores de Viñedos Rhey, con una entrada por el paseo de viñedos con el espectacular coche clásico que transportaba a los novios nos dejó a todos con la boca abierta.

Por su parte, Ana, aportó un derroche de energía y buenas vibraciones durante todo el día que daba gusto estar a su lado. Además, tenía todo super personalizado, con detalles de todo tipo con temática Disney, que sorprendió a más de uno.

Como fotógrafo, no se puede acabar mejor un día de trabajo del que te digan que ha sido una grandísima experiencia y un trato muy especial lo que han percibido de ti. Esos pequeños detalles son los que motivan y dan fuerzas para superarse y darlo todo día tras día en mi trabajo.

Fotógrafa colaboradora: Marta Monreal

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *