Fotografo Gran Hotel Zaragoza. Boda Lydia y Ramiro en iglesia San Carlos.

Fotografo Gran Hotel Zaragoza

Fotografo Gran Hotel Zaragoza

Cada vez que recuerdo la conversación previa a la boda con Lydia y Ramiro, la pongo de ejemplo para futuros novios que quieren contratar mis servicios de fotógrafo de bodas. En esta conversación, los novios estaban preocupados porque pensaban que su boda no iba a ser espectacular, ya que habían organizado una boda (para ellos) muy sencilla y familiar.

A esta afirmación, les contesté que no se preocuparan. Para nada habían organizado una boda sencilla, eso solo lo pensaban ellos.

Lo bonito del día de tu boda es dejarte llevar. El conjunto del día se rige por el amor y la personalidad de novios, familiares e invitados que acuden a ella.

Desde el primer momento de su gran día se vio la felicidad y amor que desprendía esta pareja, que les permitió disfrutar del día de su boda de una forma muy natural.

Lydia comenzó su gran día maquillándose (Miriam zapata Make up), peinándose (Isabel II) y vistiéndose en el Gran Hotel.

Fueron momentos de mucha emoción, porque aparte de sus padres y hermano, acudieron familiares y amigas a visitarla a su habitación.

En los preparativos de Ramiro hubo mucho sentido del humor, y me lo pasé genial con él y su familia.

Posteriormente, los novios se encontraron en la iglesia de San Carlos, donde se celebró la ceremonia.

Cuando Lydia bajo del coche y se encontró con Ramiro, no pudo ocultar la emoción y alegría; fue un momento precioso que marcó toda la ceremonia.

Continuamos con una sesión de pareja por el Casco Histórico y el Pilar de Zaragoza que, aunque con poco tiempo quedó increíble.

Siguieron con el banquete en el fantástico Gran Hotel de Zaragoza, donde siempre ha perdurado la clase y el excepcional catering Maher.

Muchas emociones y un gran sentido de humor que reinó en esta magnífica boda, que terminó con una gran fiesta en la que reinó la diversión.

Fotografo Gran Hotel Zaragoza

Fotógrafa colaboradora: Carla Carcas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *